abril 5, 2019

Argentina detiene a una pareja de reconocidos artistas chilenos acusados de terrorismo

Una maleta con objetos de una instalación activa las alarmas de las fuerzas de seguridad Sigue leyendo

La arquitecta Gabriela Medrano Viteri y su pareja, el artista Felipe Zegers, viajaron desde Chile a Argentina durante el fin semana invitados por una universidad nacional para dictar un taller sobre instalaciones callejeras. Aterrizaron en Córdoba (centro del país sudamericano), dieron su taller y mostraron algunas de sus obras. El encuentro fue un éxito y la pareja viajó luego a Buenos Aires, donde visitarían amigos antes del regreso. Pero todo terminó mal: en la tarde noche del domingo, agentes de la policía aeroportuaria y de la gendarmería detuvieron a la pareja en su hotel por presunto terrorismo. Medrano Viteri y Zegers están presos en Córdoba a la espera de que el juez entienda la dimensión del malentendido.

Las alertas de seguridad se suceden en Argentina, siempre con gran despliegue mediático. Semanas atrás, el caso de dos iraníes que ingresaron sin problemas con dos pasaportes falsos mereció un operativo de detención con lógicas cinematográficas. Todo se aclaró cuando se supo que el iraní escapaba de una relación con una mujer casada y temía por su vida. El martes, migraciones de Argentina devolvió completa a Pakistán a toda la selección de fútbol sala de ese país, que se disponía a participar del Mundial. El argumento fue que no tenían los papeles en regla. Ahora le tocó a la pareja de chilenos. Las primeras noticias en la prensa dieron cuenta de la captura de dos presuntos terroristas. Algún medio local hasta especuló con que los detenidos planeaban un atentado contra un alto cargo. Una búsqueda rápida en Google reveló el disparate.

Medrano Viteri es una de las diseñadoras del Teatro Bio Bio, nominado como una de las 25 obras arquitectónicas más destacadas del mundo en 2018 por el Museo de Diseño de Londres. Zegers, en tanto, es el creador de Hecho en Casa Fest, un festival de Intervención Urbana en Santiago de Chile. Los artistas viajaron a Argentina invitados por la Universidad de Córdoba en el marco de Malas Lenguas, contracumbre al Congreso Internacional de la Lengua Española que se celebró en Argentina la semana pasada. Zeger acercó entonces una de sus obras: una serie de parlantes colocados en la vía pública que a todo volumen leen la Declaración de los Derechos Humanos de la ONU en lenguaje inclusivo. Uno de esos parlantes, con sus cables y baterías, quedó en el hotel que hospedó la pareja en Córdoba y disparó todas las alarmas.

Los amigos de Medrano Viteri y Zegers en Buenos Aire se enteraron de la detención por los medios. La escritora argentina Carolina Ortega debía encontrarse con la pareja el domingo por la noche, pero a la hora señalada simplemente habían desaparecido. “El martes por la mañana los diarios publican la noticia de la detención de dos chilenos por terrorismo y supimos lo que había pasado”, dice Ortega, quien enseguida se puso en contacto con el consulado chileno en Córdoba. Así, supo que sus amigos estaban bien, a la espera de que el juez les tomase declaración. Este miércoles, los padres de ambos viajaron desde Chile.

“Han dicho tantas cosas, es increíble todo lo que ha pasado. El sábado dieron el taller normalmente, gente de Córdoba me dijo que participó y que todo fue público. Las autoridades tenían este antecedente, tenían además sus nombres. No sabemos si el parlante se lo olvidaron o lo dejaron para que alguien lo retirara”, dice Ortega. Según el protocolo antiterrorismo, el maletín con el altavoz fue detonado en el hotel y la pareja trasladada por tierra desde Buenos Aires a Córdoba.

El jefe de ministerio de Seguridad, Gerardo Milmanha defendido la actuación de la policía aeroportuaria y Gendarmería. “Si los chilenos detenidos son artistas, deportistas o políticos es completamente indiferente”, dijo a los medios. En este sentido, aseguró que “lo que hay es una orden de detención de dos personas y se tiene que acatar a la orden del juez”. El juez Hugo Vaca Narvaja, en tanto, se defendió de las críticas recibidas por los amigos y conocidos de los arrestados “El procedimiento que se llevó adelante es el protocolo”, dijo en unas declaraciones a Cadena 3, en las que enfatizó que las autoridades siguieron el rastro de los huéspedes “sin saber de quién se trataban”. “Es una hipótesis que en cualquier del mundo se hubiera hecho una investigación. Las autoridades actuaron ante las hipótesis más severas”, agregó.

Ortega, la amiga de la pareja, no puede creer lo que ha pasado con sus amigos: “Nuestra ilusión es que terminemos con todo cuanto antes. Esto fue entrar en una película de terror”.

  • Texto: FEDERICO RIVAS MOLINA (EL PAÌS)
  • Foto: POLICIA DE CORDOBA
EL GMAIL DE DIEGOSCHURMAN