julio 16, 2019

“El Papa viene al país a tapar la discusión del aborto”

Declaraciones de Manuela Castañeira al programa Sobremesa Sigue leyendo

“El Papa viene al país a tapar la discusión del aborto”

Vi en un tuit donde vos pedías apoyo para poder entrar al debate presidencial ¿Es así?

 

Sí, hay que pasar por las PASO primero, porque formalmente soy precandidata a presidenta.

 

Pero no tenés competidor interno.

 

No, pero el competidor que tengo es el límite que me pone el propio Estado con la ley que para mí es antidemocrática por eso. Que uno puede decir un punto y medio, un punto y medio, que es poco, bueno, puede llegar a ser 400 mil… 500mil votos… depende de la cantidad de gente que vote. Para un partido de izquierda, para esta feminista, socialista, joven, es un esfuerzo nacional para poder conseguirlo y nosotros no tenemos un competidor interno pero el competidor es la ley y queremos seguir en carrera, queremos formar parte de todo el proceso electoral y llegar a octubre. y en octubre hay una instancia ahora por ley que son los dos debates presidenciales y nos parece que una voz que venga del movimiento de mujeres que lleve otras temáticas a esa agenda, a ese debate es importante que esté. Entonces pedimos ese apoyo ahora.

 

¿Por qué crees que después de todo lo que sucedió en estos últimos años con el movimiento de mujeres, con el Ni Una Menos, no haya una candidata a presidente mujer más allá de tu propia candidatura? 

 

Si, a mí me parece que en realidad, hubo por los partidos tradicionales, no puedo decir el peronismo porque hay peronistas en todas las listas, pero por el oficialismo, por el frente de Fernández, Lavagna, demás, todos los partidos tradicionales tuvieron una respuesta muy conservadora a este gran proceso social que se está viviendo. Están como de espaldas a esto que se está generando por abajo en la sociedad. Si nosotros vemos nuestras relaciones o cómo nos estamos manejando o los más jóvenes, los secundarios, les pibes y toda una nueva camada, se relacionan de manera más democrática, hablan de lo que pasa, si hay educación sexual o no en los colegios, intervienen sobre el debate la legalización del aborto, tienen posiciones, hay todo un proceso de debate de algo que se valora, que es importante para la sociedad. Y vas a la elección y ves un montón de señores muy grandes que viven de la política hace mucho tiempo, mucho tiempo, que no parecen personas que estén trabajando o en el día a día, y me parece que es muy muy conservador e inclusive te diría que es casi hasta un giro a la derecha de lo que venía pasando la sociedad. Porque en la Argentina… yo tomo lo del movimiento de mujeres como un punto de apoyo, pero en realidad habla de algo más. Argentina es el país de la marea verde, del Ni Una Menos, pero es el país que le dijo no al 2X1 en la calle, el país que ha peleado por sus derechos democráticos en las plazas, es el país que dijo no al recorte de los jubilados en la calle el 14 y 18 de diciembre, que se movilizó, es un país que debate, es el país de la Argentinazo, que, está bien, tuvo por supuesto la parte de crisis, pero también tuvo la parte de participación, las asambleas populares en la capital en todo el país, toda esa experiencia de organización.

 

¿Vos creés que el tema del aborto se va a instalar fuertemente más cercano al momento de la votación? Y en todo caso ¿creés que el tema está en agenda y que indefectiblemente el próximo gobierno, sea quien fuere, lo va a tratar?

 

Hay un montón de condiciones en el medio pero vamos por partes. La primera, yo creo que quisieron ocultar el debate sobre la legalización del aborto y taparlo un poco por un tema electoral, de que si les conviene o no hablar de ese tema. Pero un poco. Yo no veo la sociedad partida tan al medio con eso. Yo creo que hay una mayoría en favor de este derecho. Yo creo que eso es lo que se ganó en el debate el año pasado. El debate social lo ganamos. Sí veo que hay una división entre el abajo que es toda la sociedad y las instituciones del Estado y las iglesias arriba. El Congreso contra eso se expresó clarísimo el año pasado, la Iglesia está en contra, el Papa ya dio su señal de largada, dijo que quiere venir a la Argentina, eso obviamente es para tapar este debate, porque no lo van a abrir recibiendo al Papa.

 

¿Vos decis que el Papa viene el año que viene para neutralizar la posibilidad de que se debata esto? 

 

El Papa dice que quiere venir y creo que también Fernández le dio una entrada al decir que él consideraba que no era un debate que había que darse ahora. Yo creo que eso es producto de la política que está teniendo Fernández, la de Macri ya estaba clara. Lo que hubo un cambio en medio fue la de Fernández, que dijo que no era un debate bueno, que no era el momento, que no era estratégico, que había que empezar por otro lado y eso ya le dio un empujón. En la política no hay puntos medios, no hay neutralidades, va hacia un lado o hacia el otro, si avanza, si no dejan que la marea verde avance, la marea celeste intenta copar espacios y por eso atacaron la educación sexual que fue toda una discusión este año, los abortos no punibles y ahora de la mano yo creo que de Fernández, que está diciendo que no es el momento para el debate y es el que mejor va en las encuestas, el Papa dice yo quiero ir Argentina en 2020.

 

Yo tomo lo que vos decís. Macri está en contra. Fernández dice, según lo que estás evaluando de las primeras declaraciones, que no quiere tratar el tema ahora. Sumo que el Papa dice “vengo el año que viene”, me decís que este tema…

 

Es lo que ellos intentan. No no no no. Lo que pasa es que yo cuando veo la política la veo entre… para mí en Argentina está…, hay una diferencia entre las instituciones, los partidos tradicionales, el Estado y el Congreso y las plazas y los resultados se dan en esa dialéctica entre el palacio y la plaza. Y es lo que hemos visto en todos los terrenos. Pero esto sale por una ley de Congreso y el Congreso es el que va a votar ahí, más allá de lo que fue la movilización popular que fue muy importante.  Sin duda, la discusión es que salga la ley y se necesita lo del Congreso. Pero ese Congreso no lo va a debatir, no lo va a hablar y ese debate no se va a abrir si no hay una marea que lo presiona. Y hasta dónde llega esa marea es lo que tenemos que seguir apostando a mostrar porque es el camino para conseguir ese debate, si se lo dejamos a ellos eso no se va abrir, pero creo que está clarísimo que la sociedad es un tema que importa. Intentan taparlo porque los partidos tradicionales tienen otra agenda, otros intereses. Ahí hay una relación con la Iglesia, las negociaciones con la Iglesia para ganar la provincia de Buenos Aires, las negociaciones con otro sector de la Iglesia para contener el malestar por la miseria. Bueno, ¿los utilizan como diques de contención y hay que dar a cambio? Bueno, el derecho de las mujeres, eso es lo que quieren ellos, pero esta marea es más fuerte.

 

Hablando de mujeres, te pregunto por algunas mujeres de la política ¿Cristina Kirchner?

 

Es una figura muy fuerte de la política. Lo que pasa es que ahí para mí hay una combinación entre, al margen de que seas mujer, el problema es que política y qué programa vos sostenés. Entonces me preguntan “¿vos la bancás a Cristina?” No, porque Cristina tiene un programa capitalista, defiende a todos los sectores de los empresarios, por más que sea una versión más estatista del capitalismo sigue siendo una versión capitalista y yo quiero terminar con la opresión y la explotación, y además para el terreno de los derechos de las mujeres, el debate sobre la legalización del aborto cuando tuvo el poder y la oportunidad, porque una cosa es votar es fácil… no lo impulsó. Y ahora, su lista, no la lista de ella sino la lista de Alberto porque el candidato es él, no ella, ya se pronunció que no va a abrir el debate y además tiene a la Iglesia dentro de sus listas.

 

¿Por qué crees que ella cambió? Decía una cosa, lo sostuvo durante su gobierno y, finalmente, estando ella en el Congreso de la Nación, terminó votándolo, contrariamente a lo que venía pensando y manifestando.

 

Lo que dijo ella es que la convenció su hija y bueno, y la marea…

 

¿Y le creés?

 

No se trata de si le creo o no, se trata de ver los hechos, lo importante es: cuando vos tuviste el poder ¿qué hiciste? Y ese es tu balance. No cuando vos no lo tuviste qué dijiste. Para mí lo importante es eso, y en términos de que cuando vos sos gobierno y tenés el poder y la oportunidad y la mayoría social, no lo hiciste, y ahora viene tu lista a las elecciones y seguís…. Pará…

 

Vos dijiste que el candidato es él y no ella.

 

Sí, es Alberto

 

Todo lo contrario a lo que uno viene escuchando todo el tiempo. Dstintos referentes políticos dicen: “la que va a mandar es ella, la tienen escondida pero es ella, es ella.” Vos no creés eso.

 

Argentina es muy presidencialista, qué estructura de poder tiene para utilizar el vicepresidente.

 

No creés que va a ser un títere como dijeron, que Alberto Fernández va a ser un títere. 

 

No, me parece que el candidato es él. Es muy difícil eso en Argentina y no me parece una persona que se va a dejar andar diciendo, pero igual eso me parece una discusión más… a mí lo que me importa es que efectivamente el candidato a presidente es él, por algo lo ponen. Yo creo igual, pero es mi opinión, que acuerdan, pero bueno no importa, eso es una cuestión subjetiva. La cuestión objetiva es que el candidato es él y que desde mi punto de vista es la decisión más a la derecha que el kirchnerismo podría haber tomado, porque el kirchnerismo se autodefine como espacio progresista dentro del marco del peronismo pero Alberto es un amigo de los mercados, que dice que con el FMI no hay que romper.

 

Más que eso lo veo bien pragmático.

 

Un pragmático… un conservador.

 

¿Y por qué crees que hay un corrimiento hacia la derecha de ese espacio? Digo…¿tiene que ver con el contexto regional, tiene que ver con una estrategia?

 

Es una es una decisión en el marco de la crisis, porque lo que hay acá sin dudas es una crisis global. Desde mi punto de vista una crisis de las gestiones capitalista, de los asuntos en la Argentina más profunda. Capitalista de Estado en el caso del kirchnerismo, y capitalista neoliberal, en el caso del macrismo. Y ahora hay una discusión de fondo sobre cómo salir. La iniciativa más grande la tiene el macrismo, que dice dentro del FMI tal cual están las cosas y atrás de ellos vienen los Fernández. diciendo dentro del FMI modificando estito, que es, en vez de mantener el acuerdo Stand by que tenés que pagar todo tal cual ya se pautó, el de facilidad de pagos que te extiendan las cuotas.

 

¿Vos decís no pagar?

 

Yo digo no pagar. Nielsen, que es el economista de Alberto, dijo que la salida era el acuerdo de facilidades de pago, que es extender lo que se debe en 10 años o equis cantidad tiempo más, y que para hacer eso lo que se sabe es que el FMI tiene que revisar tu cuentas fiscales. Y para resolver eso, la manera era… se arreglaba fácil… extendiendo la edad jubilatoria. Eso es reforma previsional, para mí eso no es progresismo.

 

¿Lo que proponés es un default? 

 

Default técnico es lo que hay, lo que yo digo es una decisión política de no pagar, que no es lo mismo, que es utilizar lo que vos tenés para otros fines, porque no es que no hay nada en Argentina. Vos tenés 80 mil millones de dólares en el Banco Central ¿lo vas a seguir usando para la fuga de capitales o lo vas a usar para la matriz energética y poner a producir el país? Porque el macrismo quiere el acuerdo con la Unión Europea, nosotros decimos rechazar porque ese acuerdo es primarización de la economía, vender porotos de soja y que las plantas industrializadas que dan empleo o cierren o las que queden abierta precarizan laboralmente.

 

¿Vos decís que el acuerdo Unión Europea MERCOSUR es eso? 

 

Es un acuerdo de libre comercio y hacer un acuerdo de libre comercio con un país que tiene una industrialización altísima como Alemania, donde puede producir autos más baratos y de más calidad que los que se pueden producir en Argentina, si a vos no te cobran ningún arancel para entrar a la Argentina y le abris las puertas del mercado te inundan y tenés que ir a competir de manera directa sin mediación con Alemania.

 

Estábamos nombrando mujeres. ¿Qué opinión tenés de Carrió?.

 

Para mí Carrió es… yo le digo seguido pero Carrió debería ir a laburar alguna vez en su vida. Hace 24 años que está en el Congreso. Ella vive hablando de los planeros y demás y la que no trabaja hace mil es Carrió. 24 años en el Congreso. ¿Qué reflejo de la sociedad tiene? ¿De la realidad? ¿De lo que es vivir del salario hoy en día? Todas sus declaraciones son nefastas, contra el aborto, contra… habla mal hasta de los divorciados, es una mujer de otro siglo, muy de derecha, y siempre fomentando la conspiración o las teorías conspirativas: Me parece que no le hace nada bien, es un personaje muy de derecha desde mi punto de vista.

 

¿Y Ofelia Fernández?

 

Ofelia es una pibita, a mi no me parece que yo tenga… yo no comparto la estrategia que ella eligió, me parece muy chiquita, prefiero que discutan mis compañeros de su edad con ella antes que discutir yo, por más que yo también soy joven, pero tengo 15 años más que ella.

 

Pero parece como que la minimizas porque es chica ¿Es así?

 

No, no la minimizo pero tiene 19 años y yo tengo 34.

 

¿No tiene recorrido decís vos? 

 

Claro, el recorrido político y personal que una persona de 34 años. No me voy a poner a discutir con ella prefiero que discutan mis compañeros de su edad con ella. Yo no comparto su estrategia.

 

Déjame ser abogado del diablo: iene Macri o Alberto Fernández y te dicen “no, yo con Manuela no discuto, tiene 34 años, que crezca.” Sonó un poco así. 

 

No quise hacerlo, porque yo no quiero ser jodida con una pibita y te lo voy a decir. Es verdad, no es condescendiente ni nada, pero ella y yo no tenemos las mismas herramientas para defendernos. Lo que no comparto es su estrategia, ella dice que está a favor del aborto pero está en la lista que está la Iglesia, que dijo que no se va a discutir. Y espero que toda esa fuerza que ella tiene no la corrompa el espacio que está.

 

(SE LE PASA UN AUDIO DE MARTÍN CABRALES PIDIENDO FLEXIBILIZACIÓN LABORAL)

 

Yo te decía hoy que hay una discusión sobre… es nefasta esta declaración para mí, son totalmente anti-obrera pero hay una discusión sobre cómo salir de la crisis y acá el empresariado no tiene límites. Lo que quiere hacer es la vieja discusión, hay un problema en la economía, saben qué muchachos son los que le van a decir a los trabajadores “Hay que ajustarse el cinturón, y ahora es época de vacas flacas”…  todos los dichoS, viste, esos. “Y entonces bueno hay mucho… tanto derecho cuesta caro” “¿Qué esto de pagarte las horas de feriado al 200 por ciento por pedirte que vengas a trabajar” “de pagarte como después de la hora 9 de tu jornada laboral como horas extra.” “¿Qué es esto de tanto aguinaldo?” “¿Qué es esto de despedir y tener que pagar indemnización o doble indemnización?.” “¿Qué es esto de tener que dar motivos cuando quiero despedir a alguien?” Derechos conquistados hace 100 años, lo elemental. Entonces vienen ahora en el contexto de esta crisis a decir que la tienen que pagar los trabajadores y las trabajadoras. A mí me parece aberrante. Y preparan el terreno para eso. Se quejan de que pagan muchos impuestos, se quejan de… el salario, básicamente se están quejando del salario.

 

(SE LE PASA EL AUDIO DE MAURICIO MACRI CALIFICANDO DE “PREPOTENTE” A SERGIO PALAZZO, SECRETARIO GENERAL DE LA ASOCIACIÓN BANCARIA)  A mí me da la sensación, y esto es una evaluación personal, que como de alguna manera están preparando el terreno otra vez para instalar el tema de la reforma laboral, y en esto comulga tanto el Gobierno como un sector, o la gran mayoría, del empresario.  Pero quiero que me digas vos qué es lo que entendés, o cómo traducís esta declaración.

 

Estoy de acuerdo con esa lectura y también, además, como parte de esa discusión, lo que ellos quieren decir que cualquiera que se organiza de manera sindical para proteger sus derechos es una mafia, entonces cualquier colectivo de trabajadores organizados para defenderse son unos mafiosos y corruptos que no dejan que el país crezca. Y ese discurso, que forma parte, por ejemplo, de que no te dejen entrar con un micro a la Capital cuando los trabajadores, las docentes quieren ir a la Capital a movilizarse para las marchas, ahora las de la provincia, les incautan, no la dejan ingresar. E todo un tire y afloje como que fuesen unas mafias. Eso forma parte de la organización que los trabajadores necesitan, e incluso, por ejemplo, de lo que fue este miércoles, que pasó en Bancalari. Yo estuve en Bancalari donde una patota vinculada a Fantini, que es el gremio nacional de la Federación Nacional de la carne, fue a amedrentar a trabajadores que estaban encuadrados en su propio gremio y demás, a los tiros. Y el macrismo salió a decir a todas las mafias gremiales, son todos lo mismo. Fantini está vinculado al Gobierno.

 

Sí, ahí Larreta dijo, hablaba de ellos, refiriéndose a la oposición, por esto que ha sucedido allí en esa empresa donde hubo un enfrentamiento, y uno de los que estaba, o era parte activa. digamos. del enfrentamiento. era Fantini. que como decíamos es del gremio la carne de la Federación y que… dos datos sobre eso: militaba o milita en las 62 Organizaciones que manejaba el Momo Venegas, y hoy su sucesor, que es Ayala, de Uatre, que es un gremio que claramente milita con el macrismo, no con el kirchnerismo. Y, además, es uno de los que integró una comitiva que viajó a Europa con Triaca cuando Moyano hacía una protesta aquí en Buenos Aires. La manera de sopesar esa protesta gremial del Gobierno era llevar a Europa a un grupo de sindicalistas para mostrar “no están todos protestando, algunos están con nosotros”. Pero hablando de eso, me pongo en abogado del diablo. Viene alguien del Gobierno y te dice: “mirá Manuela, todos bien con las organizaciones sindicales, pero Moyano más que un sindicalista hoy es un empresario”. O te dice: “Balcedo lo detuvimos, es un sindicalista, tenía un zoológico y tenía una colección de autos de lujo”. Y también te dice: “Bueno, pero el Caballo Suárez, que Macri lo mencionó hace poquito también, apretaba a los empresarios navieros para que le pusieran una guita para que pudiera navegar y entrar sus productos aquí en la Argentina.” ¿ Vos qué respondés a eso?

 

Que una cosa son las organizaciones sindicales y otra cosa son los dirigentes burocráticos, peronistas vinculados a todos los gobiernos con los cuales ellos hacen negocio. ¿Quién hizo campaña por Macri en 2015? Moyano hizo campaña por Macri, que ahora hace campaña por Fernández y así podría seguir la lista, son con ellos con los que hacen negocios, pero después cuando hay una organización gremial democrática por abajo le van a tirar tiros como hicieron ahora en Bancalari porque a los que le fueron a tirar tiros ¿sabés quiénes son? Una comisión interna independiente, donde también hay compañeros nuestros, que los conozco hace muchísimos años, que organizan asambleas y son parte de la organización de los trabajadores y que tienen sus salarios por encima del convenio. Consiguen paritarias por encima de lo que consiguen los burócratas peronistas que se enriquecen al calor de los gobiernos y no tienen nada que ver. ¿Pero ellos que hacen? Igual a cualquier trabajador que se organiza ¿para qué? Para que esos que defienden los derechos de los trabajadores no tengan lugar, mientras hacen negocios con los burócratas. Eso es parte de un discurso perverso de este gobierno y de un dramón que hay dentro de la clase obrera donde aquellos que quieren hacer una experiencia distinta es cómo… los tratan como si en las fábricas hubiese una dictadura.

 

El MAS se asocia históricamente a Luis Zamora…

 

Bueno por eso nos cambiamos el nombre, por eso “el nuevo MAS” igual no por Zamora, yo lo respeto un montón a Luis, de hecho lo llamamos, quisimos hacer una PASO, que él esté y no quiso.

 

¿Qué pasó con todo el resto de la izquierda? Ustedes estaban con el MST en algún momento.

 

Si, habíamos hecho una alianza pero ahora ellos están con Del Caño.

 

¿Qué pasó? Porque eso uno lo ve de afuera y dice, Manuela es la única que no está ahí adentro.

 

No, Luis también está fuera.

 

¿Y qué paso? 

 

Yo le propuse una PASO. Les dije que hagamos Del Caño, yo, Luis Zamora una PASO, o todos los que quieran correr para candidaturas y ni me contestaron. No me dijeron nada. Estuvimos ocho meses haciendo una campaña, la hicimos pública en los diarios, en la tele, mandamos cartas y ni contestaron.

 

¿Pero por qué? Si sería legitimar más el espacio, sumar más masa crítica.

 

Y yo creo que fue una visión muy mezquina la de ellos, querían acaparar, pensaban que tenían que acaparar todo el espacio la izquierda y que no podía haber otras voces. Eso les generó molestias a Zamora y les pegó el portazo, y me parece que es evidente porque a la semana que terminaron de conformar la alianza terminaron expulsando a históricos dirigentes de izquierda como Altamira y Ramal, que estaban en ese frente del Partido Obrero y los echaron. La propuesta de las PASO nos hubiese contenido a todos, Altamira Ramal, Zamora, Del Caño y yo. Y, además, un toque de machismo también, porque lo que nosotros le planteamos fue que creíamos que la izquierda tenía que tener una candidata mujer, que en este momento el movimiento de mujeres es sinónimo de fuerza, de lucha, de organización de tomar la política. Que la izquierda, como somos tan parte orgánica de la sociedad, teníamos que reflejarlos.

 

Ellos tienen en la formula a Del Pla

 

Sí, pero no es lo mismo ser la vice, que ser presidente. La discusión ahora es de Presidencia. El acompañamiento no es lo mismo. Eso de le lavo la cara a la fórmula porque ponemos una mujer al lado pero nunca una mujer tiene que encabezar algo, no.

 

Llega el momento de la elección. Sacás buenos votos pero no entrás al balotaje. Y entran, según veo las encuestas de ahora. Macri y Alberto Fernández. ¿Qué hace Manuela Castañeira?

 

Era mucho mejor un balotaje Macri-Manuela Castañeira, iba a ser clarísimo.

 

Pero resulta que no. ¿Entonces?

 

Es futurología. Vamos a ver. Mirá a mí me parece que ahora está agosto, que está la PASO, que hay que pasarla, después están los debates, después viene octubre y falta un montón y no está claro el escenario.

 

No quiero hacerme el distraído. Te lo pregunto porque había surgido un debate en la elección presidencial pasada respecto a la izquierda, si votaba en blanco o no. 

 

Para mí ese es un debate si sucede y pasa. Yo voy a venir en noviembre y voy a dar mi posición, pero hasta que eso no suceda para mí es un debate que contribuye a esta idea de que sólo estamos en una elección polarizada y desde mi punto de vista la polarización es un daño al debate, porque en vez de pedir propuestas buenas sólo pedimos votar al menos malo. Y yo como joven que quiere renovar la política, que quiere salir de esta crisis, que quiere construir un futuro me parece triste, me molesta, me enoja inclusive y prefiero enfocarme en propuestas a futuro que en decir esto es menos malo que lo anterior o este es menos malo que este otro. No me gusta ese debate.

 

¿Pero comulgas con el voto en blanco?

 

En noviembre lo hablaremos.

 

*(SE LE PASA EL AUDIO DE MARUICIO MACRI DESPIDIENDO A FERNANDO DE LA RÚA)

Fue la época del “que se vayan todos.” Creo que hubo alguna exigencia en la sociedad, un movimiento asambleario en todas las esquinas y en distintos lugares del país, que resultó interesante. Ahora, en retrospectiva uno mira lo que está pasando ahora y da la sensación de que todos, de alguna manera, se reconvirtieron y vuelven a estar como estaban antes de esa crisis. Si uno repasa los nombres propios son los mismos, casi todos. Vos me vas a decir:  “yo no, soy joven, vengo a renovar la política, mi partido se llama Nuevo más y demás” pero… ¿se aprendió esa lección?

 

Yo creo que los partidos tradicionales no, la sociedad sí. Yo creo que hoy la Argentina está muy marcada hoy en día por lo que fue el 2001. Efectivamente yo tenía 15, 16 años, pero lo percibo- Para mí es parte de mi historia. Hoy los pibes de 16 votan. Yo en ese momento que hubiese podido votar, si hubiese sido un poco más democrático todo. Creo que hoy sí está marcada la sociedad a fuego por el 2001, que por un lado fue el estallido de los partidos tradicionales, la discusión con la Corte Suprema, la justicia hasta el día de… la justicia laboral, hay muchos espacios y ámbitos de la vida, la conformación de la capital tiene que ver con el 2001. Las comunas, era cómo estaba, cómo se organizaron las asambleas populares en la ciudad Buenos Aires, y la percepción de la lucha y la pelea. Esto también venía de los 70, que tuvo lo de la calle, tirar abajo la dictadura con la calle, las movilizaciones contra la dictadura en el 83, 84. 82 la guerra de Malvinas, y hasta hoy veo eso. Porque muchos hablan de la crisis y efectivamente ven solo lo malo, ven solo, por supuesto estuvo la miseria, estuvo la crisis pero también la experiencia social argentina de tomar su destino en sus manos y decirle no al neoliberalismo en la calle, se le dijo no a cinco presidentes que querían seguir con planes neoliberales, ajuste o represión. Se le dijo que no en la calle y eso hasta el día de hoy sigue. Después los partidos tradicionales a veces están muy de espaldas a eso, pero no le vamos a echar la culpa a la sociedad por lo que hace el peronismo, el radicalismo y compañía, a lo que la sociedad argentina que tiene la tradición democrática y de pelea enorme.

 

¿Alguna pregunta que no te hice y querés que te haga?

 

Hablamos de todo un poco pero no… simplemente una cosa que creo que lo bueno de una elección es que haya pluralidad de voces, que sea democrático, que podamos reforzar esta idea de que todas las voces estén en el debate presidencial, incluso la de esta joven mujer candidata a presidente con una mirada de una alternativa socialista ante la realidad Argentina.

  • Texto: DIEGO SCHURMAN
  • Foto:
EL GMAIL DE DIEGOSCHURMAN