diciembre 6, 2017

El ARA San Juan hizo ocho llamadas satelitales antes de desaparecer hace 20 d铆as

La prensa destapa que el capit谩n habl贸 con la base horas antes de la explosi贸n detectada por un organismo internacional, pero la Armada resta importancia a la revelaci贸n Sigue leyendo

SUB

El submarino ARA San Juan en una foto de archivo.

El聽ARASan Juanno desapareci贸 en silencio. La tripulaci贸n del submarino argentino se comunic贸 ocho veces con la base de operaciones durante聽la madrugada del 15 de noviembre. La serie se inici贸 a la 1.00 del 15 de noviembre y termin贸 a las 7.19 de ese mismo d铆a, cuando dio por 煤ltima vez su ubicaci贸n, 450 kil贸metros de la costa de Chubut, en el golfo San Jorge. Fueron en total 55 minutos de conversaciones, un dato que la Armada argentina hab铆a obviado hasta ahora que sali贸 a la luz gracias a la difusi贸n en la prensa de los registros de la compa帽铆a de telefon铆a satelital que hizo de intermediaria.

La llamada m谩s extensa dur贸 m谩s de 13 minutos y la m谩s breve 60 segundos. El listado fue enviado por Tesacom, auditora de las comunicaciones de l铆neas satelitales Iridium, a la Armada apenas se supo de la聽desaparici贸n del buque, el 17 de noviembre pasado. El portavoz de la Armada, Enrique Balbi, reconoci贸 hoy la existencia del listado, pero le rest贸 importancia. 鈥淩ecibimos esa planilla, que corrobora las llamadas tanto de telefon铆a como de datos. Son las primeras llamadas que hizo el comandante de la unidad informando de la falla y este cortocircuito y principio de incendio, humo sin llama”.

Casi dos semanas despu茅s de la desaparici贸n del聽ARASan Juan聽se filtr贸 a la prensa el parte escrito聽de un incidente mec谩nico a bordo聽que el comandante del buque, Pedro Fern谩ndez, envi贸 a tierra. 鈥淚ngreso de agua de mar por sistema de ventilaci贸n al tanque de bater铆as N掳3 ocasion贸 cortocircuito y principio de incendio en el balc贸n de barras de bater铆as. Bater铆as de proa fuera de servicio. Al momento en inmersi贸n propulsando con circuito dividido. Sin novedades de personal mantendr茅 informado”, dice el mensaje, emitido a las 8.42 de aquel d铆a, casi una hora y media despu茅s de la 煤ltima comunicaci贸n telef贸nica satelital.

Ni el comandante ni sus superiores en tierra consideraron que la aver铆a fuese grave. Fern谩ndez recibi贸 entonces la orden de abandonar sus tareas de rastrillaje de pesca ilegal y puso rumbo directo a su puerto de arribo,聽en Mar del Plata, 400 kil贸metros al sur de Buenos Aires. Dos horas y diez minutos despu茅s de aquella comunicaci贸n escrita, tres sensores de la Organizaci贸n de Control de Pruebas Nucleares (CTBTO) registraron un “evento an贸malo, singular, corto, violento y no nuclear”, es decir, una explosi贸n. La confirmaci贸n de ese 鈥渆vento鈥 sumi贸 en la desesperaci贸n a聽las familias de los 44 tripulantes聽del聽ARA San Juan, que desde entonces perdieron toda esperanza de encontrarlos con vida. El lunes, el ministro de Defensa, Oscar Aguad, reconoci贸 por primera vez que聽los tripulantes est谩n muertos, aunque ya hab铆a ordenado la suspensi贸n de las tareas de rescate.

Los trabajos en alta mar se reducen ahora a dar con el casco del buque,聽sin la esperanza de encontrar vida en 茅l. La 煤ltima novedad ha sido el hallazgo de un 鈥渋ndicio鈥 a 650 metros de profundidad, esto es un registro en los sonares compatibles con un gran objeto apoyado en el lecho del oc茅ano. Indicios similares dieron, hasta ahora, siempre negativo.

  • Texto: FEDERICO RIVAS MOLINA (EL PA脥S)
  • Foto: AP
EL GMAIL DE DIEGOSCHURMAN