septiembre 21, 2018

Fricción en la Casa Rosada por el pedido de suba de Bienes Personales

Es una propuesta de los gobernadores para mejorar la recaudación
Sigue leyendo

A contramano de sus deseos y promesas, en el Gobierno nacional están dispuestos a concretar dos importantes cambios impositivos propuestos por una parte de los gobernadores peronistas para facilitar y acelerar la aprobación del Presupuesto 2019. Aunque en campaña el propio presidente Mauricio Macri aseguró que eliminaría Ganancias, para el año próximo contemplan terminar con exenciones en ese impuesto, lo que implicaría que los trabajadores paguen más por ese tributo, y analizan que Bienes Personales llegue al 1% para el patrimonio en el exterior.

La decisión de atender algunos de los reclamos de los mandatarios provinciales no obedece tanto al temor de que la “Ley de leyes” no se apruebe, sino más bien a la necesidad de que el debate en el Congreso sea lo más corto posible para enviar cuanto antes una señal política al Fondo Monetario Internacional ( FMI). En lo posible, entre la segunda y tercera semana de octubre. Si bien dos fuentes de la Casa Rosada coincidieron en que es preciso recaudar más ingresos para evitar un mayor ajuste del gasto público y alcanzar así el déficit cero, el principal objetivo de introducir modificaciones en Ganancias es “tener un gesto más” hacia los gobernadores. Sin embargo, el reclamo de muchos de ellos apunta a revisar la situación de los miembros del Poder Judicial que están exentos de abonar ese impuesto.

Algo similar sucede con Bienes Personales. En las múltiples reuniones con los funcionarios nacionales, los jefes provinciales pidieron incrementar la alícuota de este impuesto. Según fuentes del Poder Ejecutivo nacional, mientras los ministros Nicolás Dujovne, de Hacienda; y Rogelio Frigerio, del Interior, proponen llevarlo del 0,25% al 1% para las cuentas, sociedades e inmuebles en el exterior, el ex vice jefe de Gabinete y actual asesor presidencial Gustavo Lopetegui -que lejos está de haber perdido peso en las discusiones gubernamentales- desaconseja esa medida debido a que sería una mala señal hacia quienes se beneficiaron con el blanqueo de capitales, entre ellos familiares del presidente.

Los cambios en Ganancias y Bienes Personales son otras dos herramientas para “seducir” a los gobernadores, que se sumarían a la adenda al Consenso Fiscal que ayer firmaron Juan Schiaretti, de Córdoba; Alberto Weretilneck, de Río Negro; y Sergio Uñac, de San Juan; y a los $4.125 millones que la Nación le girará a las provincias este año a través de “Programa de Asistencia Financiera” para compensar la eliminación del Fondo Sojero.

  • Texto: GABRIELA VULCANO (BAE NEGOCIOS)
  • Foto:
EL GMAIL DE DIEGOSCHURMAN