julio 13, 2018

La histórica multa a Facebook equivale a sólo cinco minutos de su facturación

Facebook deberá pagar una multa histórica en el Reino Unido por violar las leyes de protección de datos en el escándalo de Cambridge Analytica. La compañía de Mark Zuckerberg ha sido penalizada con medio millón de libras (570.000 euros) por la Oficina del Comisionado de la Información, que admite que la multa habría sido mucho mayor de haber podido aplicar a Facebook el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).

La cuantía que debe pagar Facebook equivale a lo que recauda la compañía cada cinco minutos y medio, de acuerdo con la facturación de los primeros meses del 2018. Se trata en cualquier caso de la cantidad máxima fijada por la Ley de Protección de Datos de 1998, en vigor durante las fechas en que se produjeron las supuestas irregularidades.

La Oficina del Comisiones de la Información (ICO) llegó a la doble conclusión de que Facebook no protegió la información de sus usuarios y que no fue “transparente” a la hora de informar sobre cómo recopiló hasta 87 millones de perfiles de usuarios en el 2016, utilizados por Cambridge Analytica durante las campañas del Brexit y de Donald Trump.

Si se hubieran aplicado a Facebook las sanciones previstas por el RGPD, en vigor desde mayo, la multa podría haber ascendido a una cantidad astronómica: entre 20 millones y 1.600 millones de euros (el 4% de sus ingresos globales).

“Estamos ante una violación muy seria de la ley que habría merecido una multa mucho mayor en el nuevo régimen regulatorio”, admitió Elizabeth Denham, la comisaria de información británica. “Pero esta historia va más allá de la multa y afecta a cualquier compañía preocupada por su reputación. La gente necesita saber que sus datos están seguros”.

“Facebook ha fallado a la hora de facilitar el tipo de protección que requieren las leyes”, agregó Denham, que aseguró que esta investigación ha sido la más importante en la historia de la ICO y puede ser un referente para otros países que decidan actuar contra la compañía. Se estima que Cambridge Analytica (que cerró sus operaciones este año a raíz del escándalo) ha podido prestar sus servicios a más de un centenar de campañas en el mundo.

La compañía de análisis de datos creada en su día por el multimillonario norteamericano Robert Mercer fue usada por el estratega mayor de Trump, Steve Bannon, como “herramienta jodementes de guerra psicológica” en las presidenciales norteamericanas, según declaró en un comité del Parlamento británico el ex analista Christopher Wylie, quien destapó el escándalo.

“Todos sabíamos que las entidades comerciales usan el microtargeting para vender unas vacaciones o seguir nuestros intereses a través de la búsquedas online“, dijo Denham, “pero pocos éramos conscientes de que esas técnicas se usaban para persuadir a la gente durante una campaña”.

  • Texto: CARLOS FRESNEDA (EL MUNDO)
  • Foto:
EL GMAIL DE DIEGOSCHURMAN