noviembre 2, 2018

Reordenan el servicio de custodias del Gabinete nacional

El Gobierno aprobó nuevas pautas y protocolos para el resguardo de los funcionarios Sigue leyendo

El Gobierno resolvió un reordenamiento del servicio de las custodias en la Casa Rosada. El Ministerio de Seguridad de la Nación dispuso nuevas pautas y protocolos en la organización del personal a cargo del resguardo de los funcionarios de más alto nivel, entre ellos la vicepresidenta Gabriela Michetti y el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

La resolución 757/2018, publicada ayer en el Boletín Oficial, fijó entre las nuevas pautas para las custodias la prohibición del uso de sirenas y balizas para los vehículos afectados a los traslados, con la excepción que “la vida o integridad física del custodiado se encuentre en situación de riesgo, poniendo en inmediato conocimiento”.

Hasta entonces, la normativa no disponía ninguna precisión sobre el uso de las luces o sirenas, lo que se prevé que el acompañamiento de los funcionarios del Gabinete tenderá a ser más discreto.

Además, se aclara que la nueva configuración preventiva pasará a ser “permanentemente y no intermitente”.

Otro de los nuevos aspectos en el reordenamiento es la aprobación de un protocolo de “carácter reservado“, que afecta a la organización del personal policial a cargo del servicio de custodio y protección de Estado y “los materiales afectados”.

Además, la resolución amplía el alcance del servicio a colaboradores clave de la Jefatura de Gabinete de la Nación. En las nuevas pautas aprobadas por Seguridad, se precisa que contarán con protección especial el “apoyo operativo” de Marcos Peña, es decir, aquellas personas que “sin ser ministros, tienen funciones de alto grado de sensibilidad, exposición y responsabilidad”.

Otro punto destacado es la regulación del apoyo de las fuerzas de seguridad policiales y federales de acuerdo a su jurisdicción. En este sentido, las consignas policiales -es decir, el servicio de vigilancia exclusivo residencial ubicado en un punto definido-, se brindarán con el personal jurisdiccional correspondiente en los casos de la vicepresidente Michetti, el jefe de Gabinete y la ministra de Seguridad. En el caso de los otros ministerios, los requerimientos serán definidos por la cartera de Patricia Bullrich.

Según los considerandos, el personal policial destinado a proteger a los funcionarios con responsabilidad política “resulta necesario poder garantizar su seguridad integral, para lograr que puedan desempeñar su cargo de manera libre, segura y eficaz, lo que supone una cuestión de Estado trascendental para el correcto funcionamiento de la democracia representativa”.

Las pautas para la distribución de los custodios está basada “en razonables pautas objetivas, los riesgos que ameritan disponer para cada caso previsto en la presente resolución, el servicio de Protección de Estado y Custodia”, advierte el Ministerio de Seguridad de la Nación.

La seguridad del Presidente

Las modificaciones excluyen a la seguridad del presidente Mauricio Macri y sus familiares directos, ya que su resguardo corresponde a la Casa Militar, que está bajo la órbita de la Secretaría General de Presidencia, a cargo de Fernando de Andreis.

El servicio alcanza, sin embargo, a los ex presidentes de la Nación. Según la normativa vigente, los ex jefes de Estado requieren de una protección especial “toda vez que han desempeñado una de las más altas responsabilidades representativas de la República, y pueden verse expuestos, debido su calidad de tales, a riesgos en cuanto a su seguridad”.

  • Texto: INFOBAE.COM
  • Foto:
EL GMAIL DE DIEGOSCHURMAN