noviembre 7, 2017

Peña recibió al enviado del Papa en la Casa Rosada

En un encuentro “cordial”, el Gobierno dio un paso hacia el afianzamiento de las relaciones con el Vaticano Sigue leyendo

Marcos Peña , recibió hoy en la Casa Rosada al canciller de la Santa Sede, el arzobispo británico Paul Richard Gallagher, que ocupa el tercer cargo más importante en la Curia romana.

Según pudo saber LA NACION, el ministro coordinador le contó los planes que está llevando adelante el Gobierno, en particular en la lucha contra la pobreza y la generación de empleo.

Gallagher, en tanto, le dio a Peña un mensaje similar al que le dio al presidenteMauricio Macri el último sábado. El asesor del papa Francisco le manifestó su satisfacción porque, según dijo, las elecciones legislativas demostraron que la sociedad comprendió el plan del Gobierno.

Además de Peña, estuvieron presentes el secretario de Culto, Santiago de Estrada, su segundo, Alfredo Abriani; el nuncio apostólico, Emil Paul Tscherrig, y el sacerdote Ignazio Ceffalia, que tiene a su cargo en la Secretaría de Estado las relaciones de la Santa Sede con la Argentina, Uruguay y Chile.

El arzobispo Gallagher tiene previsto concurrir hoy también a la asamblea plenaria del Episcopado, que se inaugurará esta tarde en Pilar. Será recibido por el titular del Episcopado, monseñor José María Arancedo, y el centenar de obispos, que mañana elegirán la nueva conducción del organismo eclesiástico.

Ayer, Gallagher compartió una misa en la Catedral con el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Poli, a quien se señala como probable sucesor de Arancedo. El otro candidato es el obispo de San Isidro, Oscar Ojea, de buena llegada al papa Francisco.

Así, el Gobierno dio un paso hacia el afianzamiento de las relaciones con el Vaticano. Anteayer, Macri había recibido a Gallagher en la quinta presidencial de Olivos. El británico le transmitió a al Presidente las condolencias de la Santa Sede por la muerte de cinco argentinos en el reciente atentado en Nueva York y su satisfacción por el liderazgo que viene asumiendo la Argentina en la región y en el mundo.

“Es notable el papel que está tomando el país”, señaló, al describir que así lo muestran los compromisos asumidos para encabezar, a partir de diciembre, el G-20 y ser anfitrión de la próxima reunión de la Organización Mundial de Comercio.

En ese encuentro, que se extendió durante 40 minutos en un clima de cordialidad, Macri comentó que el papa Francisco “no necesita invitación para venir a la Argentina”. Coincidió con Gallagher en que lo hará en el momento en que lo considere oportuno.

  • Texto: SANTIAGO DAPELLO (LA NACIÓN)
  • Foto: ENRIQUE VILLEGAS
EL GMAIL DE DIEGOSCHURMAN