agosto 6, 2018

“Si no sale la ley, la responsabilidad de que cualquier mujer muera, será de los que no la votaron”

Declaraciones de Claudia Piñeiro al programa Sobremesa Sigue leyendo

SU ACTIVISMO POR LA LEGALIZACIÓN DEL ABORTO

“No, por supuesto que uno no lo espera voluntariamente. No es que una dice ´sí, me va a pasar esto´, de ninguna manera. Los hechos te van llevando a un lugar y lo que vos tenés que hacer en ese momento es decidir si lo tomás o no lo tomás. El otro día, me gustaría decirlo textualmente pero no lo voy a decir textualmente, salió un artículo de Beatriz Sarlo en mi perfil donde en un párrafo dice algo así como ´mi posición ha sido siempre que el que tiene poco que perder, o no tiene que perder , o tiene poco que perder, tiene como el deber de hablar en el momento oportuno. y el que tiene mucho que perder. cuando pueda´, Me parece una gran definición. Yo he hecho cosas en este tiempo que me han pedido. ´Lo podés hacer vos, porque yo no lo puedo hacer” y yo me he embarrado hasta las rodillas. Y la sensación era bueno. Estás en un lugar en el cual tenés la posibilidad de que te vengan a hacer entrevistas, como me estás haciendo vos, de hablar en lugares donde los demás escuchan. Hay otra gente que no tiene esa posibilidad,  Entonces tomás ese lugar o no lo tomas. No tomarlo también es una decisión complicada para mí. E silencio de los que se protegen es una decisión complicada porque, primero, que no ayudás para una causa que a lo mejor es justa. Y, por otro lado, también habla de cierta… ponerte vos delante de otras cosas, de protegerte que no te pasen determinadas cosas que te pueden pasar…Esto que dice Beatriz Sarlo de cuánto tenés para perder ¿Poco o mucho vale la pena esa pérdida? Me parece que en este caso valía la pena. Te soy sincera: no me imaginé que iba a ser tanto pero igual no me arrepiento. No me extraña que haya gente que te escriba diciendo ´no voy a leer más tus libros porque no me gusta cómo pensás´, porque yo también a veces no leo libros de gente que no me gusta cómo piensa, excepto que sean grandes escritores que los leo igual. Pero tienen todo su derecho. Nadie tiene obligación de leer a nadie y yo sé que eso estaba dentro de las posibilidades”.

 

EL COSTO DEL ACTIVISMO. OSDE Y LA POSIBILDIAD DE PERDER LECTORES

“Sí, pero lo que te quiero decir es que ese es el costo que yo estoy dispuesto a pagar. O sea, como dice Beatriz Sarlo,´¿tenés mucho poco que perder? Tengo eso para perder ¿Lo puedo perder por esta causa? Sí, lo puedo perder por esta causa. Lo que no me imaginé era otro tipo de cosas, como que a mí me contraten para un trabajo, como la fundación OSDE, que me contrató para presentar a Leonardo Padura, donde el que va a hablar es Leonardo Padura, es una novela que viene a presentar, y que gente llame para que me saquen ese trabajo. Eso no me lo imaginé, porque eso ya entra dentro de unas prácticas antidemocráticas que yo no suelo pensar que el otro va a hacer. Sí que puede decidir no leerme, pero no puedo llamar a un lugar para pedir que yo no trabaje en un trabajo que me dieron, por el cual voy a ganar un trabajo, y que no voy a hablar ni del aborto ni de mí ni de nada. Es increíble que alguien llame. Voy a presentar a Leonardo Padura en una charla sobre un libro que él escribió, que nada tiene que ver con el aborto. De todos modos, si yo fuera a dar una charla sobre el aborto. tampoco sería justo que llamaran para que no lo haga. Eso sería censura, pero acá se suma a la censura, que ellos creen que están haciendo, cuando en realidad yo no voy a hablar de eso, que te saquen un trabajo. Hay una persona que es la que arrancó todo esto en Twitter, y que hizo grupos de WhatsApp donde se pasaban el teléfono de OSDE. Lo grave no es que haya esa  persona —porque también hay personas que hacen cosas tremendas y que uno no puede estar controlando a cada persona que hay en el universo— lo que raro es que después él encuentre tantas personas que lo siguen y que llamen. Eso sí me impacta porque eso habla de la sociedad, no habla de esa persona sino de la sociedad ¿Si se evaluó no dar la charla? No. A mí me llamaron para avisarme. Yo no sabía, porque ellos estaban recibiendo un montón de llamadas. Creo que tiene que ver también con que era de OSDE, porque yo en este tiempo di un montón de charlas en otros lados y nadie llamó para decir que me saquen esas charlas y en esas charlas he hablado del aborto, he hablado de mí, o sea que era mucho más lógico pedir que se bajaran esas charlas y no esta presentación de un tercero. Pero la gente, cuando llama a este número, lo que se pide. y lo que pidió esta persona que arrancó con todo esto, es que llamen, que digan que me saquen el trabajo, y que les pregunten si ellos, si la ley sale, van a propiciar abortos,  y si eso va a influir en la cuota social. Por eso yo creo que acá se juntaron dos cosas, se juntaron digamos el odio y el enojo conmigo por lo que yo pienso y por otro lado que esto se trataba de una obra social, entonces también es para ellos el mensaje, el mensaje es me voy a ir de tu obra social si vos pagás abortos, no si la contratás a Claudia, que es una cosa menor”.

 

EL PAPEL DEL LOS HIJOS EN LA LUCHA POR LA LEGALIZACIÓN DEL ABORTO

“Mirá, mis hijos estuvieron el 13 de junio en la plaza. Ellos, desde su lugar, también quieren que salga la ley. Son personas diferentes, cada uno lo hace a su manera, pero los tres han participado de la marcha. Me pasa que los varones en mi familia tienen una actividad, que les interesa más la política que a mi hija. Y, además, mi hija tiene que diferenciarse de la madre. Entonces está de acuerdo con la ley pero no con todo lo que yo hago, lo cual es muy sano porque así debe ser. Pero los tres están a favor de que yo haga esto y están todo el tiempo cuidándome y alentándome . Y si me dicen que tal cosa no la haga no es porque ellos creen que no hay que hacer sino porque tienen miedo que me pase algo malo, como esto de OSDE. De hecho, cuando pasó lo de OSDE enseguida dijeron ´nosotros vamos a la charla´. No es que dijeron no vayas porque te puede pasar algo, ´si no nosotros vamos y si alguno te quiere hacer algo´, porque además en esa convocatoria, decían ´vamos a ir y vamos a hacer un escrache´ y daba la sensación de que podía ser violento por la forma en que lo estaban encarando”.

 

SI TUVO TEMOR A QUE LE PEGUEN, A LA VIOLENCIA FÍSICA

“No, yo no creo que la gente te venga a pegar, pasa porque ha pasado en estos días, pero sinceramente en general pienso bien del otro. No pienso mal, me tiene que pasar para que…

—Te sorprendiste para mal?

—A veces sí. Sí, en estos días me he sorprendido muy mal de muchos senadores de los cuales pensaba bien. De todos los que obstruyeron el dictamen el miércoles, de todos, porque lo que hicieron fue una operación parlamentaria-reglamentaria para que no pudiera salir con firmas un dictamen que es el único dictamen que tenemos, que es de una ley a la que se llegó con consenso. Partimos de una ley que pedía la campaña, los diputados la corrigieron para acercar diferencias con otros que no estaban de acuerdo, la seguimos corrigiendo para acercarnos. Hay dos extremos; los que rechazan y los que quieren la ley como era la de la campaña. Cada vez vamos acercando más, acercando más, y ahora, gracias a la intervención de Pichetto-Naidenoff-Schiavoni un montón de senadores que quisieron encontrar un punto de encuentro con los cordobeses, con neuquinos que quieren firmar con cambios, con Costa, que quiere firmar con algún cambio, se encontró un punto de encuentro. Mirá el trabajo de esos senadores, trabajar para encontrar un punto de encuentro, eso es la democracia. Pensar distinto y encontrar un punto de encuentro¿ Y del otro lado que tenés? Rechazo, rechazo, rechazo. Una pared y una pared que lo único que dice es rechazo. Entonces esa pared que te dice ´rechazo´ como no podían firmar ese dictamen porque no juntaban los votos. ¿Y por qué no juntaron los votos? Porque a muchos que quieren rechazar la ley les da vergüenza estar en ese lugar, sienten mucha vergüenza de estar con estas personas que lo único que dicen es ´rechazo´, que agreden, que agreden con un tono suave, porque escuchás a las senadoras hablar muy suavemente pero te están diciendo una barbaridad terrible, porque es el típico pasivo- agresivo, porque yo prefiero… vos decís alguna vez ¿te pegaron? pero yo prefiero que me peguen porque si me pegan se cómo defenderme. Ahora, si alguien me viene con tono suave, con el rosario en las manos a decirme “yo estoy pensando y estoy haciendo todo lo posible para ayudarte y quedate tranquila que lo voy a hacer” eso es de una violencia extrema, porque lo que va a hacer en esa frase es hacer lo que ella cree que es mejor para mí, no lo que democráticamente entre todos proponemos no es cierto. Entonces me parece que ahí hay una violencia extrema”.

 

POR QUÉ DIJO QUE LOS SENADORES TIENE MIEDO QUE LOS CURAS LO RETEN

“Es que me lo dijeron ellos. O sea, vi que algunos periodistas que están muy cercanos a la Iglesia han dicho ´¿pero cómo pudo decir eso de los curas?´. Lo único que repetí es lo que me dijeron los senadores y los diputados. Hay diputados que después de firmar a favor, se han comunicado con nosotros a ver qué tipo de ayuda le podemos dar por los ataques de la Iglesia. Hay un senador/senadora no lo voy a nombrar que me dijo que igual va a votar a favor, pero que su hija es muy católica, va a misa y cada vez que va a misa el cura la mira a los ojos y le habla mal de ella. En el sermón de la Iglesia, entonces yo no estoy inventando nada. Y muchos senadores que me dijeron ´no, yo no puedo votar porque el obispo me llama cuando vuelvo a mi provincial´. Si alguno lo quiere desmentir que lo desmienta.

 

¿SE GANÓ LA BATALLA CULTURAL?

“La batalla cultural, seguro. O sea es algo que venía pensando y que el otro día en una reunión, Pino Solanas, que es senador, lo dijo con una claridad que …viste cuando alguien dice lo que querés decir… ´´Pero, claro, es esto lo que venía pensando y no sabía cómo decir´ y él dijo; ´no tienen conciencia de que esta batalla cultural ya se ganó y que eso es lo más importante, porque las leyes llegan después de la batalla cultural. Así que si no es ahora, será después” Yo creo que va a ser ahora, que va ser el 8, pero lo que él dijo fue muy tranquilizador, dijo: ´Hoy todo el mundo habla del aborto cuando nadie antes lo hablaba, ni siquiera pronunciaba la palabra. Hoy las chicas ya saben lo que hay que hacer, saben a quién recurrir´. Hay socorristas. Yo he ido por las provincias, en las provincias hay socorristas para ayudar a las chicas que tienen algún problema con la intención de hacer un aborto y tuvieron un sangrado, una pérdida o lo que sea. Saben a quién tienen que llamar”.

 

SOBRE SI ES MENTIRA LA DIFERENCIA ENTRE CAPITAL Y EL INTERIOR.

“Absolutamente. Eso te lo puedo decir por haber viajado. Uno escucha cuando alguien te dice, sobre todo si es alguien que supuestamente conoce del país. y te dicen ´en las provincias todo el mundo está en contra del aborto, incluso hay encuestas´ Pero las encuestas están mal desagregadas porque las encuestas, si vos tomás determinada población más joven, mucho más alta, también a veces la gente no quiere contestar ´estoy a favor´ porque le da vergüenza. Pero si el voto fuera anónimo sí lo contestarían, etcétera. Pero la realidad es esta. Yo fui a muchísimas provincias. Ya sabemos que la Patagonia es más a favor de la ley por una cuestión de inmigración, de poblaciones más moderna, pero sobre todo porque la Iglesia no está tan presente en la Patagonia como en el norte. Y las provincias del norte, que tiene una presencia más activa de la Iglesia, son las que supuestamente dicen que están todos en contra y la verdad que vos vas a esas provincias y te reciben con una cruz de seis metros, un Cristo de 200 metros,. O sea, por donde vas hay una imagen iconográfica de la Iglesia. Pero, mirá, por ejemplo, voy a Salta y me voy a tomar un café antes de una charla que teníamos a la tarde con Lucrecia Martel y otra gente, y en la plaza 9 de Julio, que es la plaza central, doy una vuelta a la plaza y hay un grupo de chicas hacendo tai-chi-chuan, con pañuelos verde, y con el golpe de la patada gritaban: ´el patriarcado se va a acabar´. Entonces yo dije; “¿Pero cómo esto está pasando acá, en la plaza más importante, y nadie le dice nada?.” Voy después a la tarde al debate que organizó Lucrecia Martel, que era un debate donde íbamos a hablar de distintos temas, personas a favor de la ley del aborto y personas en contra de la ley del aborto. Finalmente, a último momento, los que iban a venir en contra de la ley del aborto no se presentaron. Entonces solamente pudimos hablar con una silla vacía, como se hace a veces en los debates. Sólo una persona del público, que estuvo muy bien, una médica salteña que está en contra de la ley, dialogó y fue muy rico, porque pudimos escuchar su experiencia y poderle decir también lo que nosotros pensábamos. Desbordaba. Era un teatro, un cine-teatro, y desbordaba. Había pibes sentados en las escaleras, abajo, en el piso. La verdad que fue impresionante. Entonces ¿Por qué te quieren hacer creer que no hay nadie? ¿Y por qué habiendo tres senadores en algunas provincias los tres representan el rechazo cuando en realidad tienen que representar a esta gente? Esta semana fui a Jujuy. Había más de trescientas personas en la charla que organizó Alejandra Martínez, la diputada de Jujuy, sobre ley de cuidados reproductivos. Era más amplio, no era sobre el aborto, sino sobre todo lo que tiene que ver con la sexualidad etc. Desbordaba también. Gente parada en el fondo. La otra persona que habló conmigo era María Luisa Storani. Éramos las dos oradoras, María Luisa Storani y yo. Un entusiasmo tremendo, y una de las personas que habló era una mujer que pertenecía a un colectivo de mujeres de Jujuy. Y dice; “A mí lo que más me duele de todo esto es que las senadoras de Jujuy que nos están representando ahora, y que son de las que más luchan para que no salga el aborto, diputadas y senadoras — porque estaba Burgos como diputada y Giacoppo, creo que es la senadora— han llegado donde están gracias a lo que hemos luchado nosotras por la Ley de Cupo. Nos pasamos luchando por la Ley de Cupo, lograron ellas ese lugar gracias a la Ley de Cupo que nosotros trabajamos y ahora no nos representan´.  Entonces esta mujer dice: Éllos deberían haber negociado que habiendo tanta gente que está a favor de la ley en Jujuy, si son tres senadores, uno el que sea, tiene que votar a favor, porque no nos pueden dejar sin representación. Jujuy dejó sin representación a parte de su población. Decidió dejar sin representación a parte de su población´.  Y eso en la democracia es muy grave. Y en Salta por suerte no pasa lo mismo, porque probablemente no voten los tres a favor. Pero si fuera por ellos no les importa nada. No les importa pensar que están dejando un montón de gente, porque como creen que su pensamiento es superior, como creen que ellos tienen razón y tienen la verdad, no están pidiendo como nosotros ´bueno, voten dos a favor y uno en contra, lleguemos a un punto de encuentro´. Lo sabemos distintos pero nos tenemos que conciliar. Ellos saben más que nosotros, y entonces imponen su pensamiento porque nos están haciendo un favor, Ese es el concepto que tienen”.

 

LA POSTURA DE RICARDO GIL LAVEDRA, SU PAREJA

“Ricardo está a favor de la ley del aborto, pero desde antes de conocerme a mí porque algunos me preguntan:  ´Ay ¿lo convenciste? Qué bien, cómo te apoya´. No me apoya, él siempre estuvo a favor de la ley. Es más, yo contaba el otro día que hay una anécdota que cuando yo todavía no lo conocía a Ricardo, cuando todavía no salíamos, porque empezamos a salir en el 2013, pero esto fue en el 2013, con anterioridad, hubo un tratamiento de la ley que no llegó al recinto. Era el 2013 y yo estaba viendo la televisión con el Twitter, como hago habitualmente. Y aparece dando un discurso a favor de la ley que estaban presentando. ¡Extraordinario!, con una precisión de conceptos y con un respeto y apoyo hacia la situación de la mujer, que te digo que me emocionó. Y estaba tuiteando con Florencia Etcheves, que también es otra gran tuitera, y que además ella estaba en ese momento en TN, creo que lo estaba viendo en TN, y las dos estábamos maravilladas, Y decíamos: ´Pero miá Gil Lavedra, pero mirá lo que dijo, pero mirá esto otro que dice´. Estábamos las dos como impactadas. Después, cuando a renglón seguido, la ley no baja al recinto no entendíamos qué era lo que estaba pasando. Esos son los vericuetos de las chicanas parlamentarias, como pasó también ahora cuando no sacaron el dictamen. Pero en ese momento nosotras nos quedamos conmovida por lo que él había dicho con respecto al aborto y después lo conocí… y quizás esto hizo que me enamorara de él. No lo sé (risas)”.

LA POSTURA DE LOS RADICALES

“Eso es transversal y cada uno tiene su postura. Pero hay ciertas cosas, ciertas ideologías de los partidos políticos que hay que honrar, de todos modos. El radicalismo es un partido de los derechos humanos, de los derechos de las personas. Alfonsín hizo el debate del divorcio, y se aprobó cuando él no estaba de acuerdo con el divorcio. Jamás se le hubiera ocurrido a Alfonsín decir que no iba a dar un derecho porque él no estaba de acuerdo. Todo lo contrario. Él propició que salga la ley de divorcio a pesar de estar en contra y a pesar de las presiones de la Iglesia, que excomulgó a todos los diputados que votaron a favor. Entonces hay una tradición en ese partido, hay una tradición de partido laico, anticlerical, reformista. Entonces toda esa tradición vos porque queres seguir en ese partido y pensás otra manera. Tenés que hacerte cargo. Me parece que lo que pasó en el radicalismo, que es lo que van a tener que estudiar ellos como partido, es que los que estaban en los lugares de representación son los que menos representan al radicalismo. En el sentido de que, una cosa es que vos pienses transversalmente, y me parece perfecto, pero vos no podés tener tantos senadores que votan en contra, ser el bloque que, más cuando se suman los a favor y en contra, ser el bloque que más vota en contra porque eso degrada al partido. Entonces me parece que lo que ellos van a tener que ver es a quiénes les dan los lugares de poder dentro del partido para que el partido tenga la representación que corresponde. La Franja Morada, se pronunció en todo el país, los comités de la Capital estaban todos iluminados de verde, los históricos Sánz, Alfonsín, Ricardo Gil Lavedra y Jesús Rodríguez hicieron un video apoyando la ley, las mujeres del partido radical tienen una tradición de haber batallado esta ley tremenda Lilita Puig, María Luisa Storani. Entonces, esto es una traición a todas esas tradiciones. Ellos pueden pensar como quieran, lo que no puede traicionar es la tradición de un partido. Lo que ellos piensan no está en la tradición del partido. Ellos pueden pensar así, pero lo que no deberían entonces es tener un lugar de tanto poder, que les da la representación de un montón de radicales, a los cuales hoy no están representando”

 

SI ES UN CASO TESTIGO PARA FUTUROS VOTOS.

“Sí, lo que pasa es que tenemos el problema de las listas sábana. También tendremos que solucionar eso. Yo te quería decir una cosa con respecto a Rozas. Yo lo conozco a Rozas y es una persona de bien y es una persona que seguro debe estar pasando por un mal momento con todo esto. Lo que yo quise decir, y lo que dije y lo que sostengo, es que él en su declaración dice: ´no encontré caminos de acercamiento´ y yo creo que Rozas es una persona que por sus características tiene que poder encontrar caminos. Entonces eso yo no se lo pediría por ejemplo a Elías de Pérez, que es otra radical, ni se lo pediría a Brizuela. Ellas no pueden encontrar caminos, ya lo demostraron. O sea, viéndolas actuar en el debate demostraron que ellas no tienen posibilidad de encontrar caminos porque son tan fanatizados con una situación que viene de su creencia religiosa. Ellas tienen una creencia religiosa que las hace batallar por esta ley desde la religión. Las religión es fe no racionalidad, entonces no te podes meter con eso ¿Yo que voy a modificar eso? Pero Rosas sí, Rosas es una persona sumamente inteligente, sumamente honesta y puede encontrar caminos.  Yo a Brizuela y a Elías de Pérez no les pido que hagan honor a ese laicismo, pero a Rozas sí porque es Rozas, y por eso es injusto con él en este sentido, quizás parece que yo me la agarré con él y no, yo no me la agarro con él porque creo que tiene más responsabilidad que otros. Me agarró en él porque es el que puede mirar esto con su inteligencia, con su experiencia, con su radicalismo. El es un gran dirigente radical. Entonces me parece que el sí puede seguir mirando para encontrar puentes”.

 

CARLOS MENEM

Yo de verdad creo que hay una hipocresía. No lo digo con respecto a Menen solamente sino a varios que no vamos a nombrar pero que han tenido situaciones similares, en el sentido de que para ellos sí, pero para el resto no. Entonces, no lo sé, no lo he escuchado, nadie lo ha escuchado a Menem por qué vota en contra. Me gustaría escucharlo. Porque sino yo opino sobre una situación real que es: él hizo un aborto pero no quiere que los demás lo hagamos. Me gustaría escuchar qué es lo que lo convence de que los demás no lo hagamos, porque debe tener alguna razón. La desconozco absolutamente. A veces los peronistas dicen que también la tradición del peronismo y Evita Perón… Y Evita Perón, lo podés leer en la novela de Tomás Eloy Martínez, Santa Evita,  tuvo un aborto cruento que para muchos es el origen de todas las dificultades que después ella tuvo. Tuvo cáncer de útero o algo por el estilo y todo eso aparentemente tiene que ver con un aborto, que describe Tomás Eloy Martínez, que existió, cruentisimo. Imáginate en esa época, y después no pudo tener más hijos, etcétera. Entonces, eso también está la tradición del peronismo y Evita seguramente trataría de reparar eso en las mujeres, no condenarlas a lo que ella pasó”.

 

CRISTINA KIRCHNER

“Mira, yo creo que el cambio de postura de no estar de acuerdo con el aborto a estar de acuerdo con esta ley, que no propicia el aborto sino que le busca solución a un problema de salud pública a las mujeres. Me parece que es válida en todos los casos y yo nunca pienso que sea oportunista, ni siquiera cuando Macri, el presidente, abrió el debate. Bueno, volvemos a esto, yo no pienso mal del otro, yo no pienso que es oportunista. Conozco a muchas personas que no son públicas y que estaban en contra del aborto y que después de este debate, después de escuchar, después de darse cuenta, porque si está todo tapado y vos no sabes que en la Argentina mueren mujeres por aborto, se hacen tantos abortos al año, las mujeres pierden su útero y llegan desangradas, llegan con una infección y se mueren. Si vos no sabías todo eso a lo mejor decis ´no, yo no quiero que haya aborto en Argentina´. Pero cuando sabés que tenés este problema de salud pública, y sos un dirigente con responsabilidad, es casi peligrosísimo que no hagas ese cambio. A mí me parece que ese cambio es el que deberían haber hecho todos de mirar la salud pública. A lo mejor Cristina, yo no lo sé porque a lo mejor la convenció la hija. A lo mejor porque estudió el tema. A lo mejor antes no estaba tan en contra y se sentía presionada por el Papa porque estaba mejorando una relación con él. No lo sé, pero sea el caso que sea yo a cualquier persona que se da cuenta a pesar de sus…  cuando viste que viene algún senador y dice yo no estoy de acuerdo, lo hago con mucho dolor pero sé que es un problema de salud pública y lo tengo que encarar´…es es ser un dirigente, eso ser un estadista, eso es pensar en el bien común, entonces cómo voy a estar en contra de eso”.

 

DANIEL SCIOLI

“Te vuelvo a decir lo mismo; a mí lo que les pasa en la vida privada, cuando vos te enfrentas a la situación de que te hacés un evatest y tenés dos rayitas y no querías que salgan dos rayitas, es un tema privado que cada uno lo maneja como le parece. Pero vuelvo a lo mismo: Scioli pensaba de una manera, ahora, según él, piensa en la salud pública. A mí me parece que está bien. Después, lo que le pasó en la vida privada lo podemos conversar de otra manera pero me parece que no le tiene que influir a él ni a nadie. Yo creo que a muchos de los que votan en contra están influidos por su vida privada, por lo que les ha pasado en su vida privada y eso también está mal. La vida privada es tu  vida privada y cuando vos vas a legislar, legislá para lo público, no para lo privado”.

 

ELISA CARRIO

´”Bueno, la situación de Elisa Carrió es rara para mí. Yo no la termino de entender por lo siguiente: cuando fue la Convención, para cambiar la Constitución, ella en ese momento todavía no estaba en contra del aborto. Hay un documental de un cineasta, que no me va a salir ahora el nombre, y si vos escuchás lo que ella decía, creo que ha dicho también que ella tuvo después como una reconversión, después de haber leído mucho material, etcétera, además su misticismo, su acercamiento a la Iglesia, que ella manifiesta tan profundamente… es más posterior me parece, es de estos últimos años. Entonces, me parece que a ella la llevó a esta postura un compromiso de fe posterior. Vuelvo a decir lo mismo: para mí los compromisos de fe son para lo privado Para lo público uno tiene que hacer otra cosa. De todos modos ella no ha participado demasiado del debate más que el día que fue a Diputados, que estuvo ahí. Pero no la he visto batallando por todos lados para que la ley no salga como sí se ha visto otra gente. Si lo hace con sus  diputados y senadores, y lo hace en el ámbito de las reuniones privadas que ellos tienen, me imagino que sí, porque también con el presidente ha hecho algunas declaraciones, pero no creo que haya sido de las más que se ha opuesto a esta ley, como sí otros que eran menos pensados”.

GABRIELA MICHETTI

“Mirá,  antes de que empiece el debate del aborto, unos meses antes, me invitaron a un programa en un canal de cable que dirigía Andrea Frigerio y Laura Di Marco. Y una de las invitadas era Gabriela Michetti. Y en un momento salió el tema del aborto, Y yo la conozco, socialmente también tengo trato con ella, y yo le dije:  ´mirá Gabriela, vos me conocés, las dos sabemos que somos buenas personas, las dos estamos en posturas diferentes, vos estás en contra y yo estoy a favor. La sociedad se debe este debate”. Y ella dijo que sí. Dijo: ´Sí, tenés razón. Se debe este debate´. Yo creo que lo que le pasó a muchas personas es que no pensaron que este debate iba a sacar tantas cosas a la luz, en cuanto a cuánta gente está a favor de que salga la ley, etcétera. Pero ella estuvo de acuerdo con el debate. Antes de que el debate lo pida el Presidente en esa charla, que es un programa que se vio, hablamos de este tema y coincidimos en que la sociedad estaba en condiciones de dar este debate y que debíamos darlo. Después, de nuevo, me parece que en el caso de Michetti tiene una tradición católica muy fuerte y no le ha permitido eso correrse a otros lugares. Me parece que cuando ella se dio cuenta que uno lo encuadraba mucho desde el lado del catolicismo empezó a decir yo soy humanista. En realidad ser humanista es otra cosa, no tiene que ver. Un humanista fue Sartre y fue Simone de Beauvoir, que seguro estaban a favor del aborto. No sé, no se los pregunté. Pero lo descarto. Entonces empiezan a cambiar las palabras, pero en realidad es porque no pueden. Hay una pared en la fe, y yo la respeto pero no me la pongas a mi esa pared. Hay un momento del debate que vos podés dialogar y cuando llegás al momento de la fe ahí no podés dialogar más. Entonces me parece que para unos personajes pasa eso. Lo otro que te quiero decir con respecto a sus declaraciones es que yo no coincido para nada, por supuesto en nada lo que dijo. De todos modos yo respeto la sinceridad, porque hay muchos otros… vos fíjate que todos los constitucionalistas que pasaron por el debate evitan hablar de la violación porque cuando vos hablás de la violación queda claro que el embrión de una violación es exactamente igual a un embrión de una no violación . y la única que tuvo la valentía, o, digamos, la imprudencia de decirlo, fue ella. Ella lo dijo, fíjate cuando creo que fue Nancy Pazos que lo entrevistó a Juez, cuando llega ahí se queda y balbucea. Juez que siempre tiene algo para decir balbucea y no puede decir, balbucea y no puede decir, sigue balbuceando y al final termina diciendo ´lo tengo que pensar´ o algo por el estilo, porque claramente el embrión producto de una violación es idéntico al embrión producto de una relación consensuada y ningún embrión tiene la culpa ni del consenso ni de la violación. Entonces ¿por qué uno lo podés interrumpir —su crecimiento dentro del útero de una mujer— y por qué el otro no? ¿Por qué los embriones que están en empresas de fertilización asistida pueden estar ahí, sabiendo que nadie nunca los va a poner en un útero, y en algún momento serán descartados, y los que están en el vientre de una mujer, en el útero de la mujer, no?  Entonces me parece que las declaraciones de Michetti, si bien vuelvo a decir, no las comparto en absoluto, no me gusta lo que dijo, ella tiene todo el derecho de decirlo. A mí no me gusta, a pesar de eso fue más sincera que el resto. Ella dijo lo que todos piensan y no se atreven a decir que también están en desacuerdo con el aborto en los casos de violación”.

SI MICHETTI TUVIERA QUE DESEMPATAR

“Mirá, yo creo lo siguiente, te voy a decir el análisis político que hago de esa situación: si estamos empatados, que es un escenario posible, Michetti tiene que desempatar, y sabemos que Michetti, por todo lo que dijo, va a votar en contra. Ese gesto político le impacta directamente a Mauricio Macri. O sea, si Michetti vota en contra y la ley no sale porque ella desempata como desempató Cobos —Michetti no es Cobos, que era lo contrario de Cristina, Michetti es Macri— entonces este costo político lo paga Macri. Yo creo que Macri tiene muy claro eso, que si Michetti vota en contra el costo político lo va a pagar él. Porque hasta ahora teníamos el problema de salud pública, y del aborto. y no sabíamos de quién era la responsabilidad. Ahora lo sabemos claramente. La responsabilidad es de quienes no saquen la ley. A partir del 8 de agosto, si no sale la ley. cualquier mujer que muera o tenga disfunciones en su aparato reproductor a partir de esto, la responsabilidad es de los que no lo votaron. Ellos tendrán un bien superior y cargaran con esto tranquilamente, porque por algo votan en contra, pero que la responsabilidad de ellos es esa de eso no hay duda. Si la que define esto es Michetti la responsabilidad pasa directamente a Macri. A mí me parece que eso es algo que al gobierno no está en condiciones, ni en este momento ni nunca, de aceptar, porque el gobierno de Cambiemos es el que propició el debate, Macri podría quedar en la historia de la Argentina como el gobierno en el cual se propició el debate y le dio una solución de salud pública a este problema y termina quedando en el peor lugar posible. Nos llevó a nosotros a debatir una cosa, a llegar a esa instancia y nos vamos con las manos vacías. Gracias a él, que vota a través de Michetti, me parece el peor panorama para Macri. Creo que Cambiemos tiene que proteger a Macri de ese panorama, no sé cómo pero lo tiene que proteger, porque él no puede quedar en esa posición”.

—¿Te imaginas a Macri pidiéndole a Michetti que cambie su posición?

—No, pero me lo imagino sí pidiéndole a algunos senadores que no tienen el compromiso con la fe que tiene Michetti, que tienen otro tipo de pruritos por los cuales dicen ´´ no, no me conviene porque hice una encuesta en mi provincia y quizás no me votan´…Buenos, sabés qué, que no te voten o que te voten igual, porque aparte es medio tonto eso de decir  ´como la encuesta me dio así, no me van a votar´ ¿Y si vamos a tener que votar igual, es tan directo que no te van a votar por eso? Pero lo que sí me parece es que antes de ese punto, el bloque de Cambiemos se tiene que sentar y decir lo que dijo Sarlo: ´Para quién el costo es menor´ Quién  puede votar esta ley que el costo sea menor porque el costo que vamos a tener todos nosotros y nuestro presidente cuando Michetti apriete el botoncito va a ser altisimo. Entonces esa instancia es anterior. Hay muchos de Cambiemos que van a votar en contra pero no están tan convencidos, esos tienen que proteger al Presidente”

—¿Sale la ley?

—Sí, sale la ley.

  • Texto:
  • Foto:
EL GMAIL DE DIEGOSCHURMAN